Lucha por la preservación de la Reserva de Biosfera Yabotí

Corrientes al Día recibió un informe de RENACE en el que representantes de la Organización, aseguran que la protesta contra la destrucción de la Reserva de Biosfera Yabotí en Misiones, que alberga a dos comunidades indígenas Mbya Guarani, llegó a la UNESCO en Paris. La organización FUNAM, miembro de la Red Nacional de Acción Ecologista, presentó formalmente en Francia el caso de las comunidades Mbya de Tekoa Yma y Tekoa Kapi”i Yvate.


El documento expresa que: El territorio de ambas comunidades se encuentra sobre tierras de la empresa Mocona Forestal S.A. que llegó a extraer árboles centenarios muy cerca de ambas comunidades. Los indígenas llegaron a esas tierras hace más de 1.000 años, mientras que la empresa, en la década del 50. FUNAM anticipó en Paris el lanzamiento de una campaña nacional e internacional en defensa de los Mbya y contra el plan de manejo forestal que administra el Ministerio de Ecología de Misiones. Si la resolución 020/94 no se deroga, y el Ministerio sigue autorizando la tala de árboles, indispensables para la vida de los Mbya y de la selva, correrá péligro la categoría que le dio la UNESCO a la reserva de Biosfera Yabotí. CONTACTOS: Raúl A. Montenegro. +54-351-4557710 y 4551441 (Particular). Tel +54-351-4690282 (FUNAM) Fax +54-351-4557710. Radioaviso: Tel +54-351-4521313 (mensaje para Clave 2521). montenegro@funam.org.ar www.funam.org.ar INFORMACIÓN DETALLADA El Biólogo Raúl Montenegro presentó formalmente la queja en Paris porque la reserva de la Biosfera de Yabotí, donde la empresa está extrayendo árboles con autorización del gobierno de Misiones, “fue reconocida por la UNESCO como Reserva de la Biosfera en 1995. En una reserva puede haber actividades sustentables, pero no esta masacre de árboles y selva”. Montenegro agregó que el planteo de FUNAM fue receptado “con interés y preocupación por Walter González, de la delegación permanente de Argentina ante ese organismo”. FUNAM denunció públicamente que el Plan de Mane jo Forestal que aplica el ministerio de Ecología de Misiones, la resolución 020/94, “debe ser derogada porque beneficia escandalosamente a las empresas, y perjudica a las comunidades indígenas y la selva. Los árboles que extrae la empresa Moconá Forestal son los mismos que usan estas comunidades para obtener sus medicinas. Las autorizaciones que da el gobierno y la extracción de árboles por parte de la empresa están provocando un genocidio silencioso que no podemos permitir”. Sostuvo además que gobierno de la provincia de Misiones y el gobierno nacional “deben saber que las dos comunidades Mbya y su territorio selvático de 6.500 hectáreas solo podrán sobrevivir si se les devuelven los Lotes 7 y 8, y las empresas dejan de extraer árboles”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *