Inundaciones: la oficina anticorrupción podría girar las actuaciones a la justicia santafesina

En Julio del año pasado el empresario José Mustafhá había denunciado a Reutemann por la utilización de los fondos nacionales durante las inundaciones. Ahora, el organismo nacional deberá decidir si archiva la carpeta o gira las actuaciones a la Justicia.


En noviembre del 2.004 el juez Diego de la Torre recibió el expediente de la nación, pero lo devolvió por entender que “no había conexidad entre la carpeta de la O.A y la causa penal”. Los detalles. Corrientes al Día fue informada desde Santa Fe, por empresasperjudicadas.com que, quienes lo acompañan en su descanso aseguran que el senador nacional, Carlos Reutemann, no está intranquilo. Ahora que le veranito lo encuentra haciendo buenas migas con el operador presidencial José “Pepe” Salvini, el “lole” sabe que esa relación no puede opacarse con un giro inesperado en la denuncia que pesa en su contra en la Oficina Anticorrupción (O.A) en Capital Federal. El ex gobernador santafesino fue denunciado el año pasado por el destino irregular que tuvieron los fondos enviados por la Nación en el marco de las inundaciones, y que fueron desviados a localidades que no habían sufrido el mortal desborde del rió Salado. En ese marco, la Oficina Anticorrupción, avanza en su investigación sobre esos dineros imputados, a priori, en forma errónea, pero corregidos por dos decretos provinciales firmados por el actual Gobernador Jorge Obeid. LA RUTA DE LA DENUNCIA De acuerdo a la información a la que pudo acceder Notife, proveniente del propio organismo nacional, la investigación sigue en curso. Una alta fuente del Ministerio de Justicia de la Nación confió que “la carpeta 3.926 de la O.A. se inició en julio de 2004 con una presentación de José Mustafhá, quien denunció que los fondos que la provincia de Santa Fe recibió del gobierno federal con motivo de la inundación de mayo 2003 habrían sido, en parte, malversados. El denunciante señaló que la ley 25.735 declaró zona de desastre a varias localidades de la provincia de Santa Fe y dispuso una partida del presupuesto nacional de 150 millones de pesos, pero que el Comité de Emergencia Hídrica provincial utilizó una parte de los fondos federales transferidos (más de un millón de pesos) para otras localidades distintas de las previstas en su afectación legal”. Abierta la carpeta de investigación, el Dr. Carlos Alberto Carranza, invocando su carácter de ex Ministro de Gobierno, Justicia y Culto de la provincia de Santa Fe, se presentó el 16 de septiembre de 2004 y reconoció que algunos gastos efectuados con recursos provenientes de la Nación “no encuadran conforme a su ubicación geográfica en la zona de desastre”, pero justificó los mismos invocando la necesidad de elaborar un “mecanismo de compensación” para cambiar la imputación de los gastos. Al respecto, alegó que habría existido un desfasaje temporal entre la decisión del gobierno nacional de constituir un fondo para la emergencia y la llegada efectiva de tal dinero, por lo que las necesidades de la emergencia debieron ser atendidas con recursos del presupuesto provincial y, posteriormente, cuando llegaron los fondos de origen nacional, fue preciso cambiar la imputación de los gastos. Carranza manifestó que, apenas advertidos los referidos defectos de imputación presupuestaria, se efectuaron las correcciones necesarias antes del cierre del ejercicio contable, y que, por otra parte, no se trataba estrictamente de “fondos nacionales” pues los mismos habían sido dirigidos al espacio de gestión provincial. Entendía, por ello, que no era materia de investigación para una oficina del Gobierno Nacional, y que, en todo caso, los antecedentes podían ser remitidos para su consideración al Juzgado competente de la Provincia de Santa Fe. El 17 de noviembre de 2004 el entonces Fiscal de Control Administrativo, Dr. Daniel Morín, dictó la “Resolución O.A. Nº 1047/04”. En sus fundamentos se expresa que, si el tipo penal de la malversación intenta resguardar “la seguridad de afectación de los bienes públicos para los fines para los que se los ha creado o reunido”, debería analizarse “si el delito de malversación de caudales públicos se encuentra configurado cuando todavía existen en poder de la administración partidas presupuestarias que permitirían neutralizar un eventual desvío”. Del mismo modo, los contadores fiscales del organismo nacional, remarcaron que “a fin de entender en lo expuesto, y dada la existencia de una causa penal en la Justicia de Santa Fe donde se investigan hechos relacionados con la cuestión (Juzgado en lo Penal de Instrucción de la 7ma. Nominación de la ciudad de Santa Fe), el Fiscal de Control Administrativo decidió remitirle a dicho magistrado copia de las actuaciones, y archivar la carpeta de investigación de la O.A”. Así se hizo, pero con fecha 30 de noviembre de 2004, el juez de instrucción provincial Diego Andrés de la Torre devolvió la copia de las actuaciones entendiendo que “no había conexidad entre la carpeta de la O.A. y la causa que se tramita en su juzgado”, dirigida a investigar la posible “responsabilidad penal de funcionarios provinciales y/o municipales en la figura del estrago culposo”, con motivo de la inundación de mayo de 2003. Una alta fuente del organismo nacional confió a Notife: “en consecuencia, las actuaciones se encuentran nuevamente a consideración de la Oficina Anticorrupción para resolver su eventual remisión al tribunal que por turno corresponda en la ciudad de Santa Fe”. -¿Pero al tratarse de fondos nacionales, no tiene competencia la Justicia Federal?, preguntó este portal -Mire, hay todo una discusión al respecto. Sobretodo porque los fondos nacionales se imputaron a Rentas Generales de la Provincia y, desde ahí, son fondos santafesinos. -¿Pero la ley que lo imputa es nacional (25.735)? -Sí, evidentemente, hay una situación irregular. Vamos a resolver si sobre esa irregularidad se cometió un ilícito, entonces la carpeta será remitida a la Justicia. Hay un acto administrativo de la gestión actual santafesina que vendría a salvar el error. Son dos decretos firmados por Obeid que reimputan las partidas que llegaron a Santa Fe provenientes de la Nación, y que a su vez eran parte de un crédito del Banco Mundial. Esos decretos posibilitaron reacomodar los ejercicios contables sobre esta cuenta. Pero no significa que sea ésa la forma de acomodar los números. Ahora, el nuevo Fiscal de Control Administrativo de la Oficina Anticorrupción, Abel María Fleitas Ortiz de Rosas, deberá resolver cuál es el destino que tiene la denuncia de Mustafhá. Un tercio de las denuncias presentadas ante la O.A fueron giradas a la Justicia, otro tercio fueron remitidas a otros organismo porque eran irregularidades, pero no delito. El resto se encuentran en trámite. Una de ellas, es la que investiga al senador nacional Carlos Reutemann. LOS DECRETOS CON LOS QUE OBEID LIMPIÓ LAS IRREGULARIDADES Los dos actos administrativos fueron firmados por Obeid y sus ministros. El decreto 0913, del 1 de junio de 2.004, “Autoriza a los Servicios Administrativos del Ministerio Coordinador y Otros a efectuar regularizaciones contables y Otras sobre Situación de Emergencia Hídrica” La decisión de modificar la utilización de los dineros públicos, está bien detallada en los considerandos del decreto, que reza: “Que no obstante que en el ejercicio 2003 se destinaron fondos de Rentas Generales por la suma de $ 111.317.672.- para la atención de las erogaciones derivadas de las inundaciones del Río Salado, se entiende pertinente afectar los saldos no invertidos resultante de las adecuaciones presupuestarias señaladas anteriormente al destino previsto en la Ley N° 25.735, incorporando el mismo al Presupuesto del corriente ejercicio”. El otro decreto, el 1.496, firmado el 13 de agosto del año pasado, autoriza a la Dirección Provincial de Vialidad a efectuar las regularizaciones contables derivadas de los gastos atendidos con aportes de la Emergencia Hídrica. El propio decreto argumenta en sus considerandos “Que el actual Senador de la Nación Dn. Carlos A. Reutemann solicitó por nota de fecha 31 de marzo de 2004, la revisión de aquellos actos en que se pudiera advertir un destino distinto al otorgado por el Gobierno Nacional al referido aporte, y se inicien las acciones pertinentes que pudieran corresponder”. Más adelante especifica “Que en orden a la solicitud referida se realizaron las respectivas verificaciones en las áreas involucradas, dando lugar al dictado del Decreto N° 913/04 por el cual se autoriza a efectuar las regularizaciones contables, financieras y presupuestarias derivadas de la reimputación de erogaciones al presupuesto de rentas generales del ejercicio 2003, atendidas con el aporte recibido en el marco de la Ley N° 25.735”. Más adelante, el empresario, remarcó que “no se puede disponer de esos fondos como uno quiere y decir luego que la plata que se utilizó con otros fines fue porque “no la tenía en su momento, pero después la repuse”. Es como si yo me robo un banco, hago un negocio y después devuelvo la plata al banco que asalté. La plata la devolví, pero cometí un delito”, ironizó. Mustafhá, que está asesorado legalmente por el abogado Jacobo Grosmann, destacó que en los próximos días aportará más documentos a la Oficina Anticorrupción sobre el desvió de fondos durante la gestión de Reutemann como gobernador de Santa Fe. “Me gustaría que miremos qué pasó en Buenos Aires con la tragedia de Cromañón. Ibarra tiene los bienes inhibidos, es inminente que tenga que ir a la Justicia y por lo pronto irá el viernes a dar explicaciones a la Legislatura porteña, todo lo contrario a lo que pasó en Santa Fe”, finalizó.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *