“En Entre Ríos no hay ni habrá plantas de celulosa”

El gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, se refirió a la noticia donde la Cancillería uruguaya refiere a un decreto que propiciaría la instalación de plantas celulosas en la provincia. Al respecto manifestó que “Entre Ríos, ha tenido un solo discurso y es la defensa del medio ambiente”.


Ejemplificó que “la Ley Antirrepresas es la prueba más cabal de ello” y ratificó “el más enérgico no a las papeleras en Fray Bentos”. “Así lo sostuvimos ante el Presidente Néstor Kirchner y el presidente Tabaré Vázquez, en cancillería y con el jefe de gabinete uruguayo, Gonzalo Fernández”, continuó el gobernador. “Ante esta realidad algunos del exterior desinformados y otros de la provincia, malintencionados, hacen hincapié con un único argumento y es el que refiere al decreto Nº 2254/90”, aseveró. Busti explicó que el espíritu de aquella norma “pretendía el desarrollo de la industria maderera en todas sus variantes. Una de las actividades que en aquel momento se quería promover era la industria del mueble y desarrollo de aserraderos, actividad ésta que se mantiene sobre todo en la costa del río Uruguay”. “Sin embargo – consideró el primer mandatario entrerriano – han pasado quince años de esta norma y a pesar de los varios intentos de instalar emprendimientos que podrían traer consecuencias contaminantes, ni siquiera se los consideró”. El gobernador recordó: “La tendencia en el mundo para defender los derechos ambientales, comenzó a tomar real dimensión y se transformaron en políticas de Estado, luego de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo en Río de Janeiro en junio de 1992, lugar donde surgió la Agenda 21, la incorporación de los derechos ambientalistas en la Reforma de la Constitución Nacional de 1994, en la provincia y bajo mi gobierno se incorporó el Amparo Ambiental a la ley de Procedimientos Constitucionales”. Como ejemplo, rememoró que, en su momento, cuando se hablaba de la construcción de la represa Paraná Medio, “con antecedentes de la década del 80, la legislatura de Entre Ríos en 1997, estando a cargo de la gobernación, se impidió por Ley la construcción de represas en todo el territorio provincial, con amplia participación de los foros ecologistas, siendo ésta la prueba más cabal y contundente del espíritu de nuestro pensamiento y acción ante el cuidado y defensa del medio ambiente”. Finalmente, aseguró: “Este gobierno ha sido claro y transparente en defensa ambiental y somos absolutamente claros que en Entre Ríos no hay ni habrá fábricas de pastas de celulosas, ni ningún emprendimiento que sea contaminante”. (INFOVER)

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *