Su burocracia interna está devolviéndole la memoria

Hasta hace unos días Jorge Busti, gobernador por tres periodos de Entre Ríos y varias veces intendente del conurbano más pobre de la Argentina, Concordia, hasta hace unos días desconocía totalmente las gestiones por papeleras en su provincia, ahora la reconoció reuniones.


Jorge Busti reconoció ahora, según información recogida por Corrientes al Día del matutino El Diario de Paraná que, “en su momento recibió a los empresarios interesados en instalar estas plantas en nuestra provincia”, y aclaró que, “siempre he recibido a todos los empresarios y ciudadanos que me han solicitado una audiencia, he trabajado durante mis tres gestiones con gobierno de puertas abiertas”, sentenció. LA HISTORIA COMIENZA EN 1991 Según la publicación Busti se defendió al indicar que, “firmamos un decreto de promoción industrial en 1991 que incluía la industria maderera y en el cual imponíamos fuertes obligaciones de protección ambiental”. Este decreto fue derogado por la ley que se aprobó en la Legislatura provincial declarando a Entre Ríos libre de pastas de celulosa (SIC); así como en mi anterior gobernación fue libre de represas, porque tenemos la experiencia de los daños causados en la construcción y el funcionamiento de la represa de Salto Grande”, indicó Busti. Pero en referencia a los proyectos de celulosa de capitales canadienses, Busti explicó que es, “un expediente que consta de tres hojas. La primera es un informe de quien era director de Desarrollo Ecológico y Control Ambiental, diciendo que se había entrevistado con el consultor de la firma NLK Consultants de Canadá, e informaba lo que pedía la empresa”. “Luego, prosiguió el gobernador entrerriano, hay un pase al secretario de la Producción, y un informe del 23 de julio de 1997 del director de Promoción Industrial. Después el expediente queda absolutamente paralizado, hasta que lo rescatamos el 17 de noviembre de 2005 para realizar las aclaraciones correspondientes”. Allí vale preguntarse dos cosas, la primera es, para que recibe a empresarios que después no van a poder invertir (por Ley) en esa provincia y la segunda, para que rescata un expediente paralizado durante más de ocho años, sin ninguna necesidad?. No será que Busti está tratando de tapar algo que puede explotarle en la cara, ponerlo al borde un juicio político por mal desempeño de funciones o tiene miedo que se destape las verdaderas razones por las cuales los canadienses en 1996, se retiraron de la provincia de Entre Ríos. Lo que si está quedando demostrado es que, Jorge Busti aparte de quedar acorralado y cada vez más solo, ya confirmó que no tiene memoria, es un burócrata “duerme expedientes” y posiblemente, “sea un envidioso”, fueron las palabras de una fuente reservada de esta Agencia de Noticias, cercana al propio gobernador, hoy enfrentado en la interna justicialista. Tal vez sea por eso que, en todas las elecciones, que se realizaron desde 1997 hasta la fecha, Jorge Busti cambia de denominación su partido, pero así y todo, viene sistemáticamente perdiendo caudal electoral. En 1997, tenía el 47,35 por ciento de los votos, en estas elecciones del 2005 ganó con el 45 y la imagen de Kirchner detrás.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *