La falta de agua potable afecta a la capital e interior

La planta potabilizadora de agua de la ciudad capital de Formosa se halla desbordada en su capacidad de producción lo que genera escasez en decenas de barrios, situación que también viven habitantes de varias localidades del interior.


“Agua hay, pero la planta tiene capacidad de asistencia para 50 mil habitantes, mientras que en la ciudad capital hay más de 200 mil usuarios”, dijeron voceros de Aguas de Formosa. El servicio pasó a manos privadas en diciembre de 1995, pero la planta de tratamiento de agua data de 1950, “aunque se han realizado trabajos de reacondicionamiento para optimizar el servicio”, informaron voceros de la empresa. Mientras, la gente realiza los reclamos a la prestataria del servicio y al Ente Regulador de Aguas pero la solución no llega. “La planta potabilizadora produce 2,2 millones de litro/hora, pero resulta insuficiente”, aseguró el ingeniero Emilio Duarte, responsable del área en el Servicio Provincial de Agua Potable (SPAP), que asiste con camiones tanque a cisternas y aljibes ubicados en la periferia de la ciudad. La situación se agrava “porque hace aproximadamente 35 días que no tenemos lluvias importantes y los calores son agobiantes” coincidieron las fuentes. Para aplacar la situación que se arrastra de varios años, el gobierno provincial ya adjudicó la realización de un proyecto integral de agua y cloacas a iniciarse este año, pero con plazo de ejecución de dos años. La situación de emergencia también afecta a localidades del interior de la provincia, especialmente en la zona oeste, donde la falta de lluvias en los cauces de tomas de agua. Desde el Servicio Meteorológico Nacional-Formosa adelantaron que “para hoy se pronostican lluvias y tormentas”, lo que traería un poco de alivio a la población.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *