Acusan a fundaciones de recibir dinero del extranjero

La Cámara de Frigoríficos de Pescado de Río, Acopiadores y Afines de la Provincia de Santa Fe emitió un comunicado de prensa en el que sostiene que resulta” sugestivo” la acción por intermedio de la prensa “de fundaciones o miembros de ellas -que se dicen ambientalistas, ecologistas o protectoras de la fauna ictícola- cuando estas altruistas intenciones disfrazan otros objetivos que no son precisamente lo que dicen cuidar”.


“Basta con saber -sigue el sector- que los fondos que estas fundaciones reciben para operar provienen de Europa y Estados Unidos, países éstos que les marcan las políticas a seguir en la materia, entre las cuales podemos mencionar la de mantener los recursos inexplorados para crear un régimen de dependencia de nuestro país hacia ellos no permitiendo que la Argentina desarrolle sus recursos renovables”. Según la cámara empresaria “forma parte también de su estrategia desarticular la explotación por argentinos de los recursos renovables para en un futuro -cuando hayan destruido a quienes han invertido- poder comprarles los establecimientos a precio vil y adueñarse así del recurso”. Asimismo “uno de los objetivos de estas fundaciones es mantener extensas áreas inactivas a cualquier tipo de explotación para compensar la contaminación que realizan los países que les aportan fondos creando una suerte de bono verde. Es decir, que nuestro país actúe como descontaminante para que otros países puedan continuar contaminando”. “LOBBY DE PRENSA Y LEGISLADORES” Seguidamente, los frigoríficos señalan que la táctica de “estas fundaciones es utilizar a la prensa para crear un clima que sea propicio a sus ocultas intenciones, para luego hacer lobby con legisladores convenciéndolos del rédito político de la causa, para lo cual les acercan proyectos de leyes que bajo el paraguas de proteger el recurso, prohíben lo que no hay que prohibir y permiten y aconsejan medidas que se incluyen en las leyes que violan la Constitución, fijan aranceles exorbitantes, vedas, reservorios y artes de pesca inapropiadas”. Según los empresarios del sector pesquero de agua dulce, “estas regulaciones no tienen respaldo científico alguno y desconocen los resultados de estudios y monitoreos llevados a cabo por la Subsecretaría de Pesca de la Nación y de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe”. DURO RECHAZO AL CAPITAL FORÁNEO Asimismo, entre otras aseveraciones, para la Cámara menciona que “no es admisible que integre el Consejo Provincial Pesquero gente que recibe un sueldo u honorarios del capital extranjero. Tenemos la firme convicción de que llegó el momento de sacarnos la venda de los ojos y actuar, no permitiendo que desde el exterior nos digan qué tenemos que hacer con nuestros recursos”. “Estamos de acuerdo en que debemos ordenar la pesca de agua dulce no sólo en nuestra provincia sino también en la vecina provincia de Entre Ríos, pero siguiendo lo establecido en el Acuerdo Interprovincial, con ideas genuinas, sin presiones ni mandatos foráneos y, con la plena certeza de que el cuidado del recurso se debe llevar a cabo desde la objetividad, lejos de toda decisión externa que sólo redituará en un futuro inmediato a intereses foráneos”, concluye el comunicado de prensa.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *